Las preguntas para el aprendizaje significativo

Cuando empecé a dar clases de apoyo a los niños de los colegios bilingües, hace ya más de 13 años, una cosa que me llamaba mucho la atención era que non sabían formular las preguntas. Estaban super acostumbrados a responderlas pero nunca practicaban hacerlas. Además sus respuestas eran muy escuetas y casi nunca usaban una frase completa para responder. Por frase completa entiendo obviamente un sujeto, un verbo e un complemento directo o indirecto. Se notaba mucho esta cultura escolar del ‘tipo test’ donde solo importa la respuesta correcta y menos si el alumno ha adquirido el idioma y menos aún si tiene curiosidad por el conocimiento y por conocer.

Por esta razón creo que hoy en día, hablar de aprendizaje significa más que nunca hablar de descubrimiento y, por ende, de preguntas abiertas, es decir, preguntas que no tienen una sola respuesta correcta y que empujan el alumno a cuestionar y cuestionarse, pensar, buscar, ir más allá de lo que se le da para construir su propio conocimiento. Preguntas, cuyas respuestas no se encuentran facilmente en los libros de texto o en los apuntes del profesor.

Pero entonces ¿Cuáles son las preguntas correctas? Son esos tipos de preguntas que invitan a una mirada atenta, a un nuevo experimento o a un nuevo ejercicio.

Pero entonces ¿Cuáles son las preguntas correctas? Son esos tipos de preguntas que invitan a una mirada atenta, a un nuevo experimento o a un nuevo ejercicio.

Pero entonces ¿Cuáles son las preguntas correctas? Son esos tipos de preguntas que invitan a una mirada atenta, a un nuevo experimento o a un nuevo ejercicio. La pregunta correcta pide a los niños que muestren la respuesta, en vez de decirla ya que pueden ir y asegurarse por sí mismos. Se definen como preguntas “productivas”, porque estimulan la actividad productiva y las hay de diversa naturaleza. Vamos a verlas:

  • PREGUNTAS QUE FOCALIZAN LA ATENCIÓN: preguntas del tipo “¿has visto?” o “¿te has dado cuenta?” seguidas por las preguntas que empiezan con el ¿qué? ¿Qué es?” “¿Qué hace?” “¿Qué muestra de sí mismo?” “¿Qué pasa? ¿Qué hay dentro (fuera)?” “¿Qué veo, siento, oigo?” Donde la observación lleva desde preguntas más sencillas a las más complejas.
  • Preguntas para medir y contar: “¿cuántos?” “¿cuánto tiempo?” y “¿cuántas veces?” son preguntas que empujan al niño a comprobar las respuestas por si mismos e incluso a aprender a usar nuevos instrumentos y desarrollar nuevas habilidades.
  • PREGUNTAS DE COMPARACIÓN: las cosas pueden diferenciarse en muchos aspectos, como la forma, el color, el tamaño, la textura, la estructura, las marcas, etc. Las preguntas de comparación cuidadosamente formuladas ayudan a los niños a dar orden al caos y unidad a la variedad. Por ejemplo: “¿En qué se parecen estas semillas y en qué se diferencian?”
  • PREGUNTAS PARA LA ACCIÓN: estas son las preguntas “qué pasaría si” y son especialmente apropiadas al principio de estudios científicos (o experimentos) que queremos proponer en el aula. Los maestros podemos usarlas para que los niños hagan sus propias hipótesis e intentar predecir los posibles resultados de algo. Una habilidad que en el futuro podrán aplicar a miles de situaciones.
  • PREGUNTAS QUE PLANTEAN PROBLEMAS: “¿puedes encontrar la manera de…?” Es una pregunta que empuja hacia una situación real de resolución de problemas a la que los alumnos responderán con entusiasmo, siempre que tenga sentido para ellos. Deben ir acompañadas por una exploración de las propiedades de los elementos que se quiere que utilicen. Por ejemplo, ¿Puedes hacer que un objeto que se está hundiendo flote? ¿Puedes separar la sal del agua? Encontrar la solución requiere la formación de una hipótesis sencilla y la consiguiente verificación de forma muy directa. El reconocimiento de la necesidad de reconocer las variables y de controlarlas surge de forma natural. Y este es el punto en el que la ciencia infantil comienza a hacer verdaderos progresos

From: Primary science…taking the plunge How to teach primary science more effectively. Elstgeest, Harlen, Jelly, Osborne and Symington, Heinemann Educational Books

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.