Category Archives: Fun English

¡Jugando se aprende inglés! Y mucho más…

DSC_0143Estamos a final de curso, por lo menos aquí en España, y por lo tanto en muchos colegios se acercan días de relajación después de los últimos controles. Son días que los maestros dedican a películas, juegos, actividades de carácter más lúdico para que los niños afiancen los conocimientos y las habilidades adquiridas a los largo del curso.

Por eso, por si alguien quiere aprovechar el tiempo y necesita ideas para estas últimas dos semanas, hoy os voy a hablar de un juego de mesa que suele arrasar en mis clases y que se puede usar en diversas etapas de infantil y primaria.

El juego se llama Rhyme Robber y lo produce Orchard Toys, mi marca de juegos en inglés favorita, de la que ya os he hablado  en este otro post sobre juegos de mesa (o de suelo). Rhyme Robber es muy útil para que los alumnos desarrollen la capacidad de reconocer sonidos, es decir para que desarrollen los más famosos listening skills que tanto amargan la vida a muchos adultos a la hora de darle un sentido práctico al inglés aprendido en los libros, como os contaba en este otro post.

En la caja del juego vais a encontrar 4 personajes, niños vestidos de ladrones que llevan un saco, 48 cartas circulares en las que vienen los dibujos y las palabras correspondientes y una tabla que representa esas mismas 48 cartas organizadas en grupos de 4 palabras que riman entre ellas y escritas con el mismo color.

Tabla de palabras

Se mezclan las cartas, se distribuyen 2 a cada jugador, sin que los demás las vean, y otras 4 se ponen en el centro de la mesa mirando hacia arriba para que todos las puedan ver. Las demás cartas se colocan apiladas en 1 o 2 columnas y mirando hacia abajo.

El jugador más joven empieza comprobando si entre las cartas que le ha tocado hay por lo menos una que rime con otra de las que están puestas en la mesa. En el caso de que la tenga, la puede coger diciendo hat rhymes with bat; tiene que poner las dos en su saco y finalmente cogerá otra de las que están apiladas. Si no tiene ninguna carta que rime con las del centro de la mesa, deja una de sus fichas al centro y coge otra de las apiladas. Los jugadores tienen que tener 2 cartas en sus manos, en todo momento.

Después, el turno pasa al segundo jugador, el cual, no solamente tiene la posibilidad de coger la carta que rima entre las que están puestas en el centro, sino que también puede ‘robar’ una ficha al compañero, en el caso de que tenga una palabra que rime con las que están en el saco del otro jugador. Se sigue así hasta terminar las 48 fichas. Gana el que ha robado más palabras.

Ahora bien, esta versión del juego está muy bien para los niños de infantil y primero de primaria, siempre y cuando haya un adulto que les ayude con la lectura de las palabras y que les llame la atención sobre los sonidos que riman, aunque los diferentes colores ayudan bastante. Os aviso también de que eso de ‘robar cartas’ a los más pequeños no les hace ninguna gracia, así que os sugiero que respetéis sus deseos, sin obligarle a ceder cartas, para no generar conflictos ya que el objetivo último es aprender y practicar inglés.

IMG_20170611_170802.JPG

Cuando los niños sean un poco mayores y ya controlen bien el juego, se les puede proponer una ampliación que además de los listening skills les va a hacer desarrollar todas las demás habilidades.

Simplemente se trata de elegir uno o más rhyming books para dejar que busquen las palabras que riman y que las escriban en círculos de papel como os enseño en la foto.

Los rhyming books que os aconsejo, simplemente porque tienen éxito entre mis alumnos, son los del Doctor Seuss, el autor de Green Eggs and Ham, The Cat in the Hat, One Fish Two Fish Red Fish Blue Fish, The Lorax, Horton Hears a Who! y muchos más; y los de Julia Donaldson, la autora de The Gruffalo, What the Ladybird Heard, Room on the Broom, The Snail and the Whale y A Squash and a Squeeze, entre otros.

Os dejo los enlaces a las páginas de Orchard Toys, Seussville y Julia Donaldson para que podáis entreteneros en sus maravillosos mundos.

Más sobre aprender inglés sin abrir libro.

–> I’d like to read this post in English

Leave a comment

Filed under clase de infantil, Educación, English for Children, English for kids, escribir en inglés, Fun English, Inglés para niños, juegos de mesa en inglés, leer, libros en inglés, Listening skills activity, Phonics - phonetica

Aprender inglés (sin abrir libro)

Students Summer campCada vez más los padres nos preocupamos porque nuestros hijos aprendan inglés cuanto antes. Y es que somos conscientes de que el aprendizaje de este idioma está presente en su día a día. Por eso, y quizás también por esa “necesidad obligada” que nosotros tuvimos por aprender inglés de manera rápida para poder desarrollarnos, hacemos todo lo que está en nuestras manos para que su relación con este idioma sea la mejor posible: desde apuntarles a una extraescolar cuando tienen 2 ó 3 añitos, hasta mandarles a un campamento de verano en Estados Unidos o a un campamento de verano en Inglaterra para que entiendan que aprender inglés también puede ser algo divertido.

Razones por las que tu hijo debería aprender inglés

Aún así, hay gente que se resiste o que no ve tanta necesidad en que sus hijos empiecen a tomar contacto con este idioma. A continuación vamos a enumerar las razones por las que desde Lara GO!, empresa organizadora de campamentos de verano es Estados Unidos e Inglaterra, creemos que los jóvenes de hoy en día deberían aprender inglés:

1. Porque con inglés, su futuro pinta mejor. Y es que a día de hoy para acceder a cualquier puesto de trabajo te “piden” inglés a nivel de conversación. Tanto si quiere trabajar en una tienda de ropa en el centro de la ciudad, donde se mueven un montón de turistas, como si su deseo es desarrollar su carrera como guía turístico o, incluso, como periodista. ¿Cómo va a cubrir la final de la Champions en Irlanda sin saber nada de inglés?

2. Porque con inglés, la música suena mejor. ¿Cuáles son los grupos favoritos de tu hijo? ¿Le mola la música de Maroon5 o de Beyoncé? Está bien hacerse un splanglish alguna vez, pero si entiende lo que dicen, mucho mejor ¿no? A ver si resulta que está reproduciendo algo que no va con él.

3. Porque con inglés, ¡no habrá destino que se le resista! Irlanda, Reino Unido, Nueva York, Japón… El inglés es, junto con el español, una de las lenguas más habladas en todo el mundo. Si tu hijo es capaz de hablar inglés y de comunicarse en este idioma, sus ganas de viajar y de conocer nuevos mundos aumentarán. Además, le hará ser más autónomo y más decidido.

p1080287small-e1496828085360.jpg

4. Porque con inglés, ¡no habrá stop! Sus posibilidades de tener amigos en todo el mundo, aumentarán. Conocerá otras culturas, otros puntos de vista, otras formas de vida y todo eso influirá positivamente en su carácter, haciéndole más tolerante.

5. Porque con inglés, ¡nada se le resistirá! Será capaz de arreglar el aire acondicionado de tu casa u otro dispositivo que se estropee. Quizás no habías caído, ¿pero no te has percatado aún de que la mayoría de las instrucciones vienen en inglés?

6. Porque con el inglés, sus conocimientos aumentarán. En la era digital, cada vez más navegamos por internet buscando información al respecto de un tema que nos interesa y los resultados que nos salen están en muchas ocasiones en inglés. Si los conocimientos de tu hijo sobre este idioma son medio-altos, será capaz de aprender más cosas (y no solo aprender inglés).

7. Porque con el inglés, ¡será capaz de aprender otras lenguas! El hecho de que un niño desde bien pequeño estudie un segundo idioma desarrollará su capacidad de estudio y de adquirir un tercer idioma en un futuro.

Como ves, sobran las razones por las que tu hijo debería aprender inglés. No pensemos que ya lo aprenderá, que cuando sea mayor se pondrá las pilas, que ya se irá fuera un año porque quizás sea demasiado tarde… empecemos desde ya a hacerle ver que todo son ventajas a la hora de aprender inglés.

–> Más sobre el campamento en la ISLA DE WIGHT

 

Leave a comment

Filed under Aprender a aprender, Campamento de verano en Inglaterra, Campamento en EEUU, Educación, English for Children, English for kids, Fun English, Inglés para niños, inmersión Lingüística, pedagogia, Psicologia, summer camp

Cómo usar las tarjetas – flashcards – con los pequeños

Smarty-Kids-Flash-CardsFlashcards, tarjetas… Son unas cartas que llevan impresas una palabra y/o una imagen en una o en las dos caras. Los profes las usamos en clase porque son especialmente útiles para enseñar un idioma extranjero sin recurrir a la lengua materna de los estudiantes, así como lo explico en la guía Mi hijo habla inglés.

Así que eres un profesional de la enseñanza, o una madre, o un padre, recién aterrizado en el mágico mundo del aprendizaje y te han aconsejado hacerte con esas tarjetas porque, te han dicho, ayudan a cautivar la atención de los niños durante la clase. Pues, ¡bien! Te fuiste a la tienda a comprarlas y… ¿Ahora qué?

A veces, en particular al principio del año escolar, cuando enseño a mis alumnos las flashcards, se  emocionan mucho y siempre hay alguien que literalmente me suplica por cogerlas y tenerlas en su propias manos. Suelo dárselas porque siempre tengo curiosidad de ver cómo las van a utilizar. En general los niños suelen repetir lo que han aprendido en el cole y a veces me enseñan juegos o canciones interesantes que puedo reutilizar, pero, desde luego, cuando se trata de las tarjetas, siempre pasa lo mismo: el niño que tiene las cartas se sienta quieto y con expresión muy seria, espera a que todos los demás estén en silencio y atentos, y empieza enseñarlas, una a una y muy despacio, preguntando “What’s this?” “¿Qué es esto?”.

Si te encuentras en un aula con todos los pupitres distribuidos en filas sin mucho espacio para moverse, me imagino que ese sería la manera más obvia de utilizar las tarjetas. Aún así, creo que valga la pena explorar unos ‘juegos’ algo más cautivadores que podrías usar para acelerar el proceso de aprendizaje de tus alumnos o hijos.

Así que hoy te voy a presentar una lista de Flashcards Games para niños que todavía no saben leer:

Flash! Rapidísimo!

Elige las cartas que vas a querer usar y ponlas de manera que los niños no puedan ver que hay en ellas. Coge una carta y dale la vuelta muy rápido, para que los niños solo tengan el tiempo de echarle un vistazo antes de que tapes la imagen otra vez. Pregunta qué había en la carta y, si nadie sabe contestar, da la vuelta a la carta otra vez, esta vez un poco más despacio. Repite hasta que alguien te de la respuesta exacta. Una vez que los niños hayan entendido cómo funciona el juego, les puedes dar una carta a cada uno para que repitan el ejercicio.

Slowly! Despacio!

Como te puedes imaginar este juego funciona exactamente al revés que el anterior. Elige las cartas que vas a querer usar y ponlas de manera que los niños no puedan ver que hay en ellas. Coge una y gírala muuuuuuyyy despacio, de manera que los niños tengan que prestar mucha atención para descubrir que hay en ella. Otra vez, una vez que los niños hayan entendido cómo funciona el juego, les puedes dar una carta a cada uno para que repitan el ejercicio.

Point to…! Señala el o la….!Walk to…! Anda hacia el o la…!

Date un paseo por la clase/ salón y, mientras tanto, ve pegando las cartas del día en las paredes de tu aula/ casa. Al mismo tiempo pide a los niños que nombren lo que ven en las cartas, y si no se lo saben, se lo puedes sugerir. Puedes hacerlo en voz baja, tapándote un poco la boca con la mano, sí, como cuando de pequeño te sabías la respuesta y se la querías sugerir a un compañero sin que el profe se enterara, igualito. Vas a ser testigo de un milagro 🙂 Una vez revisado como se llama cada cosa que hay en las diferentes cartas que ya tienes pegadas a la pared, tienes que decir: “Point to the carrots!”, por ejemplo, y los niños tienen que señalar la carta con las zanahorias.

La versión Walk to…! permite a los niños levantarse y moverse para ir a tocar la carta. Es seguramente más divertido para ellos, aunque te aconsejaría preparar por lo menos tres juegos de las mismas cartas para evitar una avalancha de 24 niños (o más) tirando y empujando ( y gritando, y llorando :o) )  para tocar, y plausiblemente destrozar, la única carta que representa las zanahorias.

What’s missing?

Cuelga unas tarjetas en la pizarra, o en la pared, y pídele a los niños que vayan nombrando lo que hay en las cartas mientras las cuelgas. Luego diles: “Close your eyes!” – “¡Cerrad los ojos!” – y mientras los niños estén con los ojos cerrados, quita una carta y diles “Open your eyes! What’s missing?” – “¡Abrid los ojos! ¿Qué falta?” – y deja que adivinen la palabra que corresponde a la carta que quitaste. La parte más divertida de este juego es que la segunda vez que les digas de cerrar los ojos, los niños intentarán hacer trampa. Lo que sigue es una comedia: fingiendo enfadarte y sorprenderte al mismo tiempo, empieza a llamar por su nombre a cada tramposillo recordándole de cerrar los ojos de verdad y verás que fácil es a veces hacer feliz a un niño.

P.D.Evidentemente seguirán haciendo trampa, pero tú sigue con el ejercicio, porque tu objetivo es revisar vocabulario de forma amena.

Kim’s game

En este juego hay que colgar 8-10 cartas en la pizarra, repasando, mientras lo haces, cómo se llama lo que está representado en ellas. Luego puedes dejar a tus alumnos 1 minuto o, incluso menos, para que se fijen e intenten memorizar cuantas más cartas posibles. Pasado ese tiempo, descuelga todas las cartas de una vez y pide a los niños que te nombren los objetos que había en ellas. Mientras te van diciendo las que se acuerden, repite las palabras y vuelve a colgar las cartas correspondiente según el orden en que se mencionan.

Flashcard chain

Para este juego tendrás que sentarte en un círculo con lo niños. Pasas la primera carta, suponiendo por ejemplo que haya la imagen de una pizza en ella, al niño que tienes al lado y, mientras,  le preguntas “Do you like pizza?” – ¿Te gusta la pizza? – animando al niño para que te conteste “Yes, I do” o “No, I don’t”. Después de contestar, el primer niño pasa la misma carta con la pizza al siguiente, preguntándole lo mismo y así la actividad sigue hasta completar el círculo. Una vez que el último niño haya respondido, puedes introducir otra carta. Cuando ya veas que todos los niños han entendido el juego y saben preguntar y contestar, para acelerar la actividad, podrías introducir la siguiente carta un poco antes de que la otra haya llegado al último niño.

Este juego es bastante flexible porque puedes elegir diferentes tipos de preguntas, según el tema que estés explicando en clase. O, incluso puedes cambiar las preguntas por frases, como por ejemplo “I like chocolate” I don’t like cheese” “I would like…” “I can..” ” I have got…” etc.

Otra opción sería darle a cada niño una carta diferente y que el primer niño diga “I like cheese” enseñando bien la carta que tiene (que se supone representa un queso). El segundo, que a lo mejor tiene la carta con la lechuga, dirá “I like cheese and lettuce”. El tercero, que imaginemos tiene una carta con el jamón dirá “I like cheese, lettuce and ham”. El juego sigue hasta que el último niño del círculo haya mencionado todas las cartas.

¡AVISO!

Siempre hay que esperarse algo de confusión la primera vez que presentas la actividad a un grupo de niños, y esto vale como regla general, porque, como dicen el refrán, la práctica hace al maestro, y los niños necesitan mucha. Así que, cada vez que se repita, la actividad se llevará a cabo más tranquila y ordenadamente. Además, cuanto más se ajuste a las características y necesidades de tus niños, más fluida.

¡A jugar! 😀

Si quieres consejos sobre qué cartas comprar, aquí tienes mis recomendaciones.

–>I’d like to read this post in English

2 Comments

Filed under clase de infantil, creatividad, Educación, English for Children, English for kids, flash cards games, Fun English, Inglés para niños

Jolly Phonics – ¿Les enseñamos a leer y a escribir en inglés de verdad?

Durante los últimos 2 años he estado impartiendo clases a unos niños que encontraban mucha dificultad a la hora de leer y escribir correctamente. Como consecuencia, y no obstante al principio de su carrera escolar se habían esforzado mucho, sus resultados académicos no eran nada satisfactorios. Cuando empecé a darles clases para resolver estos problemas, su autoestima era inexistente; no tenían ningún injolly phonics diplomaterés en aprender inglés y, por el hecho de haber experimentado el fracaso tanta veces, ni intentaban escribir correctamente. Naturalmente tampoco le hacía ninguna ilusión leer.

Para intentar resolver esta situación complicada, y muy delicada al mismo tiempo, decidí optar por volver a empezar por los phonics: pensé que si los niños hubiesen aprendido a descodificar una palabra indentificando los sonidos que la componen, habrían tenido por lo menos una herramienta que les ayudaría a escribir esa palabra correctamente. Además, aprendiendo a leer correctamente esa palabra, iban también a ser capaces de reconocerla oyendola, y esto hubiera mejorado su capacidad de aprender en general, porque si entiendes lo que te están diciendo en otro idioma puedes seguir una clase, participar y adquirir más conocimiento.

Pues, sí que funcionó. Después de unas pocas sesiones de phonics, empezaron a obtener resultados más positivos en los exámenes, su autoestima ‘resurgió de las cenizas’ y hasta empezaron a leer con más gusto e interés.

Pero ¿qué son los phonics?

Cada letra del alfabeto produce un sonido. Las combinaciones de diferentes letras generan ulteriores sonidos como por ejemplo ‘th’, ‘sh’, ‘oo’ o ‘ee’. Las palabras están hechas combinando todos estos sonidos de izquierda a derecha.

Podéis encontrar más detalles aquí.

Lo que más me gusta de esta manera de enseñar a leer y a escribir es el hecho de que los niños adquieren una herramienta de descodificación que van a poder utilizar con cualquier palabra que encuentren o escuchenl. Utilizar los phonics potencian su capacidad de razonar, cosa que es exactamente lo que tendríamos que perseguir como educadores: niños capaces de razonar y pensar.

Para investigar un poco más sobre el tema, y especialmente entender qué orden seguir en la presentación de los sónidos, el pasado mes de junio fui a clase para aprender el método Jolly Phonics.

Es un método que recomiendo a todos, padres y profesores, porque la cantidad de palabras en inglés que los niños tienen que aprender hoy en día ha aumentado de forma exponencial respecto a hace 8 años, que es cuando empecé a ver esas agobiantes listas de palabras. Tened en cuenta que además del inglés como asignatura, los que atienden a colegios bilingües tienen además, ciencias, sociales, música y plástica en inglés, lo que significa muchísimas palabras que leer, recordar y escribir correctamente si quieren sacar unas buenas notas. Aprender todas esas palabras de memoria, como están haciendo actualmente es extenuante y seguramente no aumenta sus amor hacia la lectura o el inglés.

Este año voy a poner en práctica lo que aprendí en durante el curso con mis alumnos más jovencitos, los de 4, 5 y 6 años. Donde voy a dar clases? Cerca de la parada del metro Riós Rosas. Todos los lunes de 5 a 6, para niños de infantil, y de 6 a 7 para los niños de primer ciclo de primaria. Más informaciones aquí

Si queréis saber más sobre el método os aconsejo primero de echar un vistazo a la página de Jolly Learning y luego ir a uno de los cursos sobre el método Jolly Phonics que imparte Beki, que es una profesora genial y sus clases son dinámicas y muy entretenidas, exactamente como me gustan a mí 😉

Sobre el mismo tema os puede interesar también este post, este y este también.

-> Material recomendado de Jolly Phonics para empezar a leer

–> I’d like to read this post in English

Leave a comment

Filed under Aprender a aprender, clase de infantil, Educación, English for Children, English for kids, escribir en inglés, Fun English, Inglés para niños, leer, Phonics - phonetica

Arrancan en Madrid las clases de inglés 2015/2016 con Miss Lucy, para los niños de infantil y primaria !!!!!

Lucy y sus alumnos de la clase de infantil

Como ya os conté en un post anterior, este nuevo año escolar 2015/16, que, por cierto, está a punto de arrancar (¿listos?), voy a poder impartir las clases de inglés en un espacio en la guardería bilingüe Piccola Italia que está en la zona de Ríos Rosas/Canal de Madrid.

Estoy un poco nerviosa porque la novedad siempre presupone nuevos retos y una gran capacidad de adaptación, pero al mismo tiempo emocionada y curiosa porque sé que con los nuevos niños podré hacer cosas nuevas y presentar los temas de forma diferente.

También estoy contenta porque a partir de ahora no serán solo los pequeñines del colegio a poder disfrutar de mis clases de inglés comunicativas, efectivas, divertidas y dinámicas con sus compañeros. Más bien todos los que quieran apuntarse 🙂

Para los que estén buscando este tipo de clases para sus hijos o hijas, de los 3 hasta los 6, 7 años, aquí me encontraréis:

Piccola Italia
C/Esponceda 28
28003, Madrid
Tel.: 655 407 174
Mail.: info@piccola-italia.es

Las clases arrancan el 14 de Septiembre y se impartirán los lunes a partir de las 16:45. Empiezan los niños de 3 y 4 años con una clase de 45 minutos, de 16:45 a 17:30. Los niños de 4 y 5 años tendrán clase de 17:30 a 18:30 y los de 5 y 6 años de 18:30 a 19:30. Los grupos varían según la edad, pero también según el nivel de inglés (que depende del tipo de colegio de donde venga cada uno). También son grupos reducidos: respectivamente de 8, 12 y 10 niños máximo por clase.

Para cualquier pregunta o duda os podéis poner en contacto con la dirección del centro, que gestiona las incripciones, y os pasará toda la información necesaria.

¡Os espero!

Leave a comment

Filed under Aprender a aprender, clase de infantil, Educación, English for Children, English for kids, Fun English, Inglés para niños

Campamento de verano en inglés 2015: My House – Mi Casa

Un año más tuve la poCat_Mouse_ComeToMyHousesibilidad de montar un mini campamento de verano, y este año entre otras cosas aprendimos sobre un tema que resulta ser bastante interesante para los niños pequeños: My House, mi casa.

Siendo el lugar donde se imparten las clases en julio un verde y fresco jardín, introduje el tema pidiendo a los niños que se fueran a buscar palillos y agujas de pino secas para construir un sencillo modelo plano de una casa de 2 pisos. Una vez montada la casa, les dejé elegir donde poner la cocina, the kitchen, el salón,Model house the living room, la habitación, the bedroom, el baño, the bathroom, el garaje, the garage y el jardín, the garden, poniendo las correspondientes flashcards an cada área.

Después que todo el mundo se puso de acuerdo sobre la disposición de las habitaciones, jugamos a este juego, muy sencillo: ‘Donde está el gato?’ Where is the cat? (o cualquier otro animal u objeto les pueda interesar a los peques). En este juego todos los niños cierran los ojos menos uno, que es el que esconde el gato debajo de una de las flashcards. Cuando los demás abren los ojos, tratan de adivinar donde está el gato mencionando los nombres de las habitaciones en inglés.

Una vez introducido el tema, leímos un libro de la colección Cat and Mouse: Come to My house, que repite un poco el patrón del juego anterior. Los protagonistas, Cat y Mouse, van de habitación en habitación, preguntando a los demás miembros de la familia, donde está Coco, Where is Coco? el loro mascota de Cat.

ModelHouseTOT

El siguiente paso fue aprendernos una canción muy pegadiza ‘Cows in the Kitchen‘. Primero estudiamos los sonidos de los animales en inglés: moo, quack, baa, meow, oink, meh. ¿Cómo? Con un juego, of course! Cada niño tenía que reproducir uno de los sonidos y los demás tenían que adivinar

a qué animal pertenecía. Al parecer el sonido más complicado de recordar fue el de la cabra ‘Meh‘, que los Animales de la granjaniños confundían con el de la oveja ‘Bah’.

instrucciones casa de cartonDespués de estas actividades, nos pusimos manos a la obra para construir una casita de cartón, de 4 habitaciones, colorear, recortar los muebles de papel que pegamos en cada una. Mientra estaban trabajando, les dejé la canción de fondo, para que la pudiesen seguir aprendiendo sin esfue  rzo. Otros juegos que suelo utilizar mucho, y que se pueden utilizar para aprender canciones sin darse ni cuenta, son el ‘juego de las estatuas musicales’ y ‘las sillas musicales‘. Les encantan y disfrutan aprendiendo porque se pueden mover y seguir el ritmo de la música.

La última actividad propuesta fue pintar los animales de la granja que se mencionan en la canción. Para eso utilizamos pintura de dedos y plantillas. Pero… La parte más divertida de la actividad fue seguramente intentar lavarnos las manos en los aspersores del jardín sin quedarnos completamente mojados 😉

Por suerte la hola de calor que hubo en madrid las primeres tres semanas de julio nos dejaba secos muy rápido!

Quieres saber cómo introducir el inglés en la vida de tu hijo de forma amena y sin rechazos? Te recomiendo mi libro MI HIJO HABLA INGLÉS – GUÍA PARA PADRES, disponible en formato digital para kindle en Amazon, para iPhone en iBooks y en Kobo  que contiene más consejos sobre como ayudar a tu hijo a aprender inglés.

Te puede interesar La ciudad y las tiendas, Las preposiciones de lugar, Las emociones

–> I’d like to read this post in English

4 Comments

Filed under Canciones en inglés, clase de infantil, creatividad, English for Children, English for kids, Fun English, Inglés para niños, leer, libros en inglés, Manualidades en inglés, Phonics - phonetica

Por la ciudad: actividades para aprender sobre las tiendas y los lugares que nos rodean

paper city, ciudad de papel

paper city, ciudad de papel

Me imagino que en principio todos los niños del mundo van dando vueltas por sus pueblos o ciudades con sus padres. Escuelas, hospitales, estaciones de trenes y autobuses, parques, y tiendas les rodean y los niños aprenden a reconocer estos lugares y a interactuar con la gente que allí trabaja.

Con 5 años, algunos habrán seguramente ya experimentado ir de compras con sus padres, sabrán como pedir lo que quieren comprar ( en nuestras bonitas tiendas del barrio), preguntar cuánto cuesta lo que se están llevando y pagar por ello.

Teniendo en cuenta todo esto, ya que mis clases se inspiran en la vida real de los niños y sus intereses, decidí preparar unas clases sobre estos temas. Y recordando ahora todo lo que hicimos, puedo decir que lo pasamos muy bien. Gracias a las manualidades y las juegos de rol los niños aprendieron mucho y muy rápido. ¿Se puede pedir más?

El primer paso fue enseñarles las flashcards y jugar con ellas para introducir los primeros lugares. El primer grupo de sitios que elegí estaba constituido de lugares muy conocidos o con nombre muy parecidos al castellano: school, park, hospital, train station, bus station, gas station… y airport, que al principio los niños, por razones de lógica pura, llamaban the plane station (mis bomboncitos!)

Al mismo tiempo empezamos a construir una ciudad de papel: cada uno eligió qué lugar quería colorear recortar y pegar, en la pared de la clase, a lo largo de una calle que había colgado previamente. Si estás trabajando con pocos niños puedes aprovechar para crear una versión 3D del mismo proyecto, con cualquier tipo de material reciclado.

Un juego interesante, por la atención que conseguía captar, fue: ”I can see a train/plane/bus/car/ teacher… (or Look! -indicando hacia cualquier dirección – a train!). Where am I?”

El segundo paso fue introducir los nombres de las tiendas como por ejemplo the butcher’s, the fishmonger’s (que fue el más favorito en absoluto, probablemente por como les sonaba) the baker’s, the green grocer’s, the flower shop, the supermarket.

Usamos de nuevo las flashcards para empezar a memorizar los nombres de las tiendas y luego jugamos charadas: un niño a través de la mímica y sin poder hablar actuaba como si estuviera trabajando en una tienda, mientras los demás tenían que adivinar qué tienda era.

My street / Mi calle

My street / Mi calle

Luego añadimos estas tiendas a nuestra ciudad de papel. Cada niño recibió el mismo modelo genérico de tienda con un gran escaparate que tuvo que personalizar y decorar con los productos típicos del comercio que decidió ilustrar.

Para variar un poco, jugamos con Shopping List, otro juego de memoria de Orchard Toys, en el que cada jugador tiene un carrito de la compra que llenar con los productos de la lista que tiene. También hay extensiones del juego: listas de ropalistas de fruta y verdura. ¡Vienen muy bien para revisar un montón de vocabulario!

Para terminar practicamos un poco de ‘situaciones de la vida real’ con un juego de rol en el que algunos niños eran tenderos y otros los clientes que iban a comprar. Imprimí unos billetes de juguete (que algunos niños intentaron embolsarse aunque fueran falsos, eheheh) y varios productos: pan, tartas, flores, varios tipos de pescado, y de carne, fruta y verdura.

Aquí os dejo el diálogo que estuvieron utilizando:
Customer: Good afternoon!
Cliente: Buenas tardes!
Shopkeeper: Good afternoon! May I help you?
Tendero: Buenas tardes! Te puedo ayudar?
Customer: Yes, please. Can I have… (utilizamos las expresiones que conocemos ya)
Cliente: Sí, por favor. Me podrías dar…
Shopkeeper: Here you are. Anything else?
Tendero: Aquí tienes.¿Algo más?
Customer: No, thanks. How much is it?
Cliente: No, gracias. ¿Cuánto es?
Shopkeeper: That’s €…, please.
Tendero: Son…€, por favor.
Customer: Here you are.
Cliente: Aquí tienes
Shopkeeper: Thank you! See you soon!
Tendero: Gracias! Hasta pronto
Customer: See you!

Intenté mezclar expresiones que los niños ya conocían como Good afternoon! Can I have… Thank you! See you soon! con otras nuevas how much is it?’, ‘may I help you?’ and ‘anything else?’ para permitirles razonar (y mejor asimilar) sobre lo que iban a decir en vez de aprender solo de memoria.

Después de practicar con bienes de mentira, para demostrarles que ese tipo de dialogo se puede utilizar para comprar cualquier cosa les dejé comprar pegatinas y caramelos de verdad… causando gran asombro. Uno de los niños me dijo incrédulo: ¿qué? ¡¿¡¿¡¿nos vas a dar chuches de verdad a cambio de dinero de mentira?!?!?!

Jóvencitos pero listos ¡A que sí!

Quieres saber cómo introducir el inglés en la vida de tu hijo de forma amena y sin rechazos? Te recomiendo mi libro MI HIJO HABLA INGLÉS – GUÍA PARA PADRES, disponible en formato digital para kindle en Amazon, para iPhone en iBooks y en Kobo  que contiene más consejos sobre como ayudar a tu hijo a aprender inglés.

–> I’d like to read this post in English

Te podría interesar Los niños aprenden más con iPad y Smartphones ¡Contraorden!,

De padre a padres,

El Método Miss Lucy – Un caso Extra-Ordinario

Leave a comment

Filed under clase de infantil, creatividad, Educación, English for Children, English for kids, Fun English, Inglés para niños, juegos de mesa en inglés, Manualidades en inglés, teatro en inglés