Category Archives: Aprender a aprender

Educación emocional y aprendizaje significativo

Cada vez que oigáis Inteligencia Emocional, chupito” escribe Maestra de pueblo en su página FB. Hace gracia porque cuando estudias los artículos científicos que se han escrito sobre el tema y lees cómo se lleva la teoría a la práctica del aula en los colegios que presumen trabajarla me surge la duda  de si los seres humanos no estaríamos destinados a la infelicidad y a la frustración para siempre.

AprendizajetradicionalHasta hace muy poco  se consideraba el alumno como un receptor pasivo del conocimiento que se le transmitía en el aula o en casa. El profesor vomitaba nociones y el alumno las intentaba retener para volver a vomitarlas en un control periódico y así hasta la casilla de salida.

Sin embargo sabemos desde los años ’60 del siglo pasado que todo lo que hacemos, pensamos, imaginamos o recordamos, es posible porque las partes racional y emocional del cerebro trabajan conjuntamente, mostrando una dependencia una de la otra. Por esta razón las emociones, tanto de los niños como de sus profesores, deben de ser tomadas en cuenta en el acto pedagógico.

AprendizajeSignificativoCuando oímos decir que ‘no hay aprendizaje sin emoción’ se refieren a eso mismo, y está científicamente y ampliamente comprobado, otra cosa que se haya ignorado por practicidad. Como afirma Cesar Bona “Cada niño es un universo. Todos los niños son extraordinarios y no basta con llenarles la cabeza de datos, sino que hay que facilitarles herramientas como conocimiento, empatía, sensibilidad y resiliencia para que puedan salir fortalecidos de las situaciones adversas…”

¿Qué es la inteligencia emocional? Para Goleman, la inteligencia emocional implica cinco capacidades básicas: descubrir las emociones y sentimientos propios, reconocerlos, manejarlos, crear una motivación propia y gestionar las relaciones personales.

habilidadsocial.pngLa educación emocional, por ende, está enlazada a la inteligencia emocional ya que para que una persona sea emocionalmente inteligente y resolutiva, es preciso que haya recibido una educación emocional. Y aunque parezca increíble, tiene mucho a que ver con el aprendizaje. De hecho, actualmente siempre que hablamos de aprendizaje, sobrentendemos aprendizaje significativo, es decir un aprendizaje útil, que tenga sentido para el alumno, que sea tan interesante como para querer aprender cada día más. Pero si os fijáis en los tres círculo del gráfico, hay un aspecto fundamental que no tiene nada que ver con las nociones y los conocimientos previos, y es la disponibilidad del alumno, es decir su motivación, la cual depende de su autoconcepto y de su autoestima. Un alumno que sabe reconocer y aceptar sus emociones podrá aprender a decidir qué conducta es la más apropiada a ser manejada según las circunstancias, de manera tal que las mismas contribuyan a una interacción social y personal constructiva positiva, capaz de contribuir a la elevación de su calidad de vida. En la practica, la tercera parte de las probabilidades de éxito o de fracaso de un estudiante depende de sus emociones.

Actualmente la educación emocional en el aula de infantil y primaria se imparte a los alumnos como si fuera una asignatura más: en la mayoría de los casos se hace trabajar a los niños para que puedan reconocer y nombrar sus emociones con fichas, actividades, juegos, cuentos, roleplay, dibujos, etc.” Todo muy interesante, todo muy bonito y seguramente por una parte muy útil.

¿Pero el maestro, qué? Lo repetimos las emociones, tanto de los niños como de sus profesores, deben de ser tomadas en cuenta en el acto pedagógico. Eso implica la totalidad de las horas pasadas en el colegio y no solamente el tiempo dedicado a la clase o al taller de inteligencia emocional.

Me pregunto ¿tiene sentido hablar de educación emocional en el aula cuando lo primero que nos aconsejan si un alumno se porta mal durante una clase es sentarlo en la silla de pensar, castigarlo o  más bien ignorarlo?

Monstruodeloscolores.jpg¿Qué mensaje les transmitimos? Muy bonita la historia del Monstruo de los colores, pero ahora mismo, sientas lo que sientas, es el momento equivocado, así que o te quedas quieto o te aparto/castigo, porque tenemos fichas que hacer y un programa que seguir sin perder el tiempo.

Nos conformamos con el hecho de que en el fondo qué importa si de 28/30 alumnos, 4 o 5 no manejan bien sus emociones, al fin y al cabo aprenderán a controlarse por las bravas o se pasarán el resto de su trayectoria escolar siendo castigados, víctimas de las burlas de los compañeros, desmotivados y deseando salir pitando de la escuela. Una avalancha generada por una pequeña bola de nieve que día tras día coge velocidad y masa para arrojarnos con el segundo puesto en fracaso escolar entre todos los países de la Unión Europea.

Os doy una buena noticia: podemos sacar mucho provecho del efecto bola de nieve. Si invertimos esos 3-4 minutos en hablar con nuestros alumnos y preguntarles cómo se sienten y cómo creen que podrían sentirse mejor (a veces no hay que hacer nada más que eso), dejarles que se aclaren con un compañero que les han dado un disgusto sin querer, o simplemente sentarles cerca de nosotros, en vez de seguir con la clase, quizás al principio del año nos ralentizará un poco, pero a medida que se vayan sintiendo a gusto en clase, dejarán de expresar malestar y nos habremos ganado su confianza de una forma tan abrumadora que se convertirán en nuestros alumnos más atentos y participativos.

En fin como concluyen es este artículo científico sobre el tema:

“La cognición y la emoción constituyen un todo dialéctico, de manera tal que la modificación de uno irremediablemente influye en el otro y en el todo del que forman parte. Por ello en el aula muchas veces el aprender depende más de la emoción que de la razón con que se trabajan los objetivos del aprendizaje, y se actúa sobre los mismos. Todo esto nos conduce a señalar que si se gana el corazón del alumno o de la alumna, el aprendizaje está prácticamente asegurado.

Unos libros que nos pueden servir

de Catherine L’Ecuyer, investigadora canadiense especializada en educación “Educar en el asombro” y “Educar en la realidad”, en los que L’Ecuyer sostiene que “Es importante que nuestros hijos tengan una educación basada en las evidencias, no en modas ni ocurrencias”, un escenario en el que la figura del maestro es clave en el éxito del sistema educativo: “Los maestros encienden la curiosidad con pasión, afecto, intuición y sensibilidad. No hay dispositivo electrónico que iguale eso” ha expuesto.

de Alvaro Bilbao El cerebro del niño explicado a los padres 

Un valioso manual práctico que destierra mitos y sintetiza de una manera clara los conocimientos que nos ofrecer la neurociencia para que todos los padres puedan ayudar a sus hijos a desarrollar su potencial intelectual y alcanzar el máximo bienestar emocional.

de Maria Montessori Dirigido especialmente a niños en la etapa preescolar, se basaba en el fomento de la iniciativa y capacidad de respuesta del niño a través del uso de un material didáctico especialmente diseñado. El método proponía una gran diversificación del trabajo y la máxima libertad posible, de modo que el niño aprendiera en gran medida por sí mismo y al ritmo de sus propios descubrimientos.

Ideas generales sobre el método

El cerebro del niño

El método Montessori en la Educación Infantil

de Cesar Bona

La Nueva Educación

La Emoción de Aprender

Las Escuelas que Cambian el Mundo

de Tania García Educar sin Perder los Nervios Criar a los niños y niñas desde el respeto a su forma de ser y sus necesidades, con empatía y sentido común, ayudará a nuestros hijos a convertirse en adultos emocionalmente sanos.

 

–>I’d like to read this post in English

Advertisements

Leave a comment

Filed under Aprender a aprender, Educación emocional, Psicología

Graded Readers: lecturas adaptadas para todos los niveles, edades e intereses

OxfordReaderLlevaba tiempo queriendo escribir este post sobre ‘readers’ puesto que uno de los pilares del aprendizaje (como os explicaré en mi próximo libro) es la lectura, aunque vivamos en una época algo complicada en relación a este tema. Como sabréis la lectura es la fuente número 1 de acceso independiente al saber, y no es casualidad que los primeros años de la educación obligatoria están volcados al aprendizaje de esta habilidad o ‘skill’. El dominio de cualquier idioma, materno y non, después de un primer acercamiento hecho de escucha y habla, pasa por el aprendizaje, el uso y la práctica de nuevas palabras, o vocabulario, y expresiones gramaticales.

Oxfordreader2En la enseñanza del inglés como segundo idioma, ESL, (o Foreign Language, EFL) además del manual escolar de gramática y vocabulario, es fundamental, a mi parecer, usar lecturas graduadas por diferentes razones:

  • Primero, porque presentan vocabulario y gramática en un contexto de uso realista: en diferentes ámbitos y de forma no aislada, lo cual permite una asimilación casi por osmosis de los mismos.
  • Segundo, porque estos libros siempre vienen acompañados de un CD o de una traza audio que ayudan a aprender la pronunciación correcta de las palabras además de acostumbrar el oído a diferentes acentos y velocidad del habla.
  • Tercero, porque dan argumentos de conversación de lo más diversos: desde resumir un capítulo para practicar tiempos verbales y vocabulario, hasta expresar opiniones sobre los acontecimientos, pasando por un análisis de las diferencias entre el contexto histórico-social de la narración y el actual.
  • Cuarto, y último, porque también cada reader propone ejercicios de comprensión lectora parecidos a los que se puedan encontrar en los exámenes oficiales más importantes como son los de Cambridge y Trinity.

CidebReader2Yo personalmente suelo usarlos bastante, a partir de segundo/tercero de primaria si mis alumnos atienden a un colegio bilingüe o a partir de cuarto/quinto de primaria en caso de estudiantes que atiendan colegios no bilingües, porque siempre llega un momento en el que los temas de conversación empiezan a ser los mismos y en segundo lugar para evitar pasarme la hora traduciendo* lo que no saben expresar cuando quiero trabajar sus ‘speaking skills’.

Naturalmente tengo un par de colecciones favoritas de readers que suelo usar dependiendo de los gustos de mis alumnos: la colección Oxford Read and Imagine a partir del nivel 3 (Cambridge Starters/Movers), que proporciona las trazas audio en inglés británico y americano, y la colección de clásicos adaptados Green Apple de CIDEB

Los suelo proponer especialmente por su atractivo estético, ya que vienen con muchas imágenes que al mismo tiempo acompañan en la comprensión lectora, y por los ejercicios que proponen, ya que además de preguntas sobre el texto, profundizan otros aspectos como la vida del autor o el contexto socio económico, proponen proyectos de investigación y actividades interactivas online.

CidebReader1.jpgPero lo más importante es que dependiendo del nivel, proponen temas que coinciden con los manuales escolares de inglés, sociales y naturales, y por lo tanto se convierten en una herramienta más de afianzamiento del idioma.

Más de una vez me ha pasado que, revisando la lección del día, he llegado a preguntar a mis alumnos ¿te acuerdas que esto lo vimos en tal libro? Esta circunstancia parece de poca importancia, pero, en realidad, conseguir que un alumno conecte los conceptos de un libro con los de otro significa llevarle a reorganizar su conocimiento previo con el nuevo y por lo tanto generar aprendizaje significativo, que es el fin último de cualquier enseñanza.

*Todavía no se ha demostrado científicamente la eficacia de tener un traductor humano a la hora de aprender idiomas 😉

Más sobre lectura:

Consejos para que los niños quieran leer

Cantar para mejorar la fluidez lectora

Jugar a leer

–> I’d like to read this post in English

 

 

 

 

Leave a comment

Filed under Aprender a aprender, Bilingüismo, Educación, English for Children, English for kids, Inglés para niños, libros en inglés, Listening skills, reading skills - leer, Speaking skills - inmersión Lingüística, writing skills - escribir en inglés

Natural Science, AICLE y aprendizaje significativo.

Hoy me apetece hablar de un tema algo controvertido: la asignatura de Ciencias Naturales en inglés.

Sé que aquí en Madrid después de más de 10 años de implantación del bilingüismo en la etapa de Primaria muchos padres han dejado el entusiasmo al lado para sustituirlo con el temor de que sus hijos no vayan a aprender casi nada de la asignatura tanto en inglés como en castellano.

En muchos colegios el peso mayor de la evaluación para aprobar la asignatura se lo llevan los controles escritos y resulta que en primero y segundo de Primaria dichos controles son bastante sencillos: principalmente los niños tienen que conectar una palabra con una imagen, rodear, pintar, completar las oraciones con las palabras del enunciado y poco más. Los problemas empiezan en tercero de primaria, cuando estos controles se complican bastante ya que además de etiquetar dibujos o partes del cuerpo, cosa que implica escribir correctamente y sin errores ortográficos en inglés, se les empieza a pedir a los estudiantes que rellenen huecos en un texto, por ejemplo, o que lean una definición y escriban el vocablo descrito, que corrijan enunciados o que incluso expliquen con sus palabras algunos hechos: tareas que no solamente requieren corrección ortográfica sino que piden comprensión lectora y saber expresar ideas y conceptos usando vocabulario científico específico y construcciones gramaticales correctas (writing skills).Fungi

A mi parecer debemos tener bien presente que a la base del proyecto del bilingüismo está el concepto de Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras (CLIL en inglés) cuyo objetivo es que los niños aprendan un idioma mediante el estudio de asignaturas como las Ciencias Naturales y Sociales, Música, Plástica, Educación Física etc.

clil-theory-12-728Ahora bien, tengo la impresión que, a pesar de las premisas AICLE, aún no se tiene muy claro cómo fomentar este aprendizaje. Desgraciadamente las listas de vocabulario copiadas unas cuantas y aburridísimas veces solo sirven, y tampoco siempre, para alcanzar cierta corrección ortográfica, cuando los objetivos de la asignatura Natural Science son aprender las ciencias naturales en inglés: los niños tendrían que poder expresar y exponer conceptos y hechos científicos en un inglés más o menos correcto, según el ciclo en el que se encuentren.

¿Cómo ayudar a nuestros estudiantes?

Mi experiencia y las teorías cognitivas y constructivistas del aprendizaje me han llevado a esta reflexión: lo básico es tener siempre presente que el objetivo principal es aprender el idioma y eso se aprende usando ‘oraciones completas’ de sujeto, verbo y objeto directo o indirecto. En la práctica se traduce en que los niños, en clase, en casa, cuando hacen los ejercicios escritos, en los trabajos expositivos, etc., se acostumbren a contestar siempre con una oración completa usando el vocabulario específico y la estructura gramatical correcta que en tercero de primaria son las formas afirmativas, negativas e interrogativas del presente simple y continuo de los verbos, junto con ‘can’, ‘have got’ y poco más.

writing_frame.jpgEso puede sonar banal, pero si nos fijamos y observamos las dinámicas de clase nos podemos dar cuenta de que cuando lanzamos una pregunta en la mayoría de los casos  prima la competición para contestar primero, y eso conlleva no tener tiempo para pensar en una oración entera: nuestros alumnos tienden a contestar solamente con una palabra. Por otro lado los ejercicios del libro tampoco ayudan mucho en ese sentido ya que la mayoría son de rellenar huecos o de contestar a preguntas eligiendo entre unas respuestas ya formuladas ¿Os podéis imaginar cuánto tiempo y atención dedica un niño a esos tipos de tareas después de 8 horas, o más, en el colegio?

En fin, producir oraciones completas al principio les cuesta más porque les requiere conectar la asignatura de Ciencias Naturales a la de Inglés, salirse de las unidades compartimentadas de los libros para crear un discurso más general y flexible; pero con el tiempo y la práctica se notarán mejoras importantes, porque se produce una comprensión mayor y más profunda de la asignatura, lo cual les permitirá seguir con menos dificultad y asimilar más conceptos durante las clases, desencadenando así ese círculo virtuoso que mejora al mismo tiempo los resultados, el autoestima y el control de la lengua.

Social Science: Europa, países y capitales

Aprendizaje significativo

–> I’d like to read this post in English

 

Leave a comment

Filed under Aprender a aprender, Bilingüismo, Ciencia, Ciencias Sociales en inglés, Educación, Inglés para niños, reading skills - leer, Social Science, Speaking skills - inmersión Lingüística, writing skills - escribir en inglés

Discriminación auditiva: i / e

¡Por fin julio! Ha sido un mes de junio muy ajetreado pero al mismo tiempo muy enriquecedor, así que hoy voy a compartir unas reflexiones, unas ideas y unos recursos para abordar el tema de la discriminación de las vocales cortas – short vowels – con nuestros niños, empezando por la /I/ y la /e/.

Las vocales cortas son las primeras que se aprenden con el método fonético pero, mientras por un lado los niños las reconocen visualmente porque las asocian con las vocales de la lengua castellana, por el otro es necesario más trabajo de discriminación auditiva para que las puedan escuchar y pronunciar correctamente.

Me he dado cuenta de que hay parejas de sonidos que los hispanohablantes tienden a confundir más frecuentemente: la i y la e, la a y lo u, y por último la o y u.

¿Cómo proceder? Una vez introducidos los 2 sonidos por separado con las actividades y los juegos apropiados, es necesario remarcar la diferencia entre la pareja de vocales que podrían generar confusión ¡y os aseguro que la generan!

La forma más fácil de operar es darles a cada niños una carta que represente la e y otra que represente la i. Después les vamos diciendo, de una en una, palabras de 3 o 4 letras en las que se encuentre uno de los dos sonidos que estamos trabajando; los niños tienen que señalar con la carta qué sonido han escuchado.

Por ejemplo:

tin/ten

pin/pen

pit/pet

rid/red

miss/mess

sit/set

Esta lista lo ideal sería intercalar la palabras de esta lista con otras que no se escriban con las mismas consonantes ( net, mist, get, hiss, etc.) y presentadas en orden aleatorio, para que los niños acierten más facilmente y se sientan más seguro a la hora de lanzarse a contestar. Hay muchas más en las word boxes del método Jolly Phonics©.

Ahora bien se pueden crear versiones más o menos divertidas de esta actividad: en mi clase generalmente saltamos encima de la carta, lanzamos globos o correteamos hacía la carta para añadirle un poco de psicomotricidad a la clase y así favorecer un aprendizaje más profundo.

¿Qué hacer cuando un niño se equivoca? Os cuento lo que suelo hacer yo: primero repito la palabra con la vocal que ha elegido y después la pronuncio con el sonido correcto, luego les animo a que lo repitan ellos mismos, teniendo en cuenta la posición de los labios, de la lengua y de los dientes (articulación fonética), para finalmente animarle a repetir correctamente la palabra y enseñarme la carta correspondiente.

Con los años me he dado cuenta de que este es un trabajo importantísimo porque las pocas horas de exposición al inglés en una clase del colegio no son suficientes para que los niños adquieran esta conciencia fonémica por sí solos. Es importante hacer hincapié en ella. Lo que sí harán los niños será darse cuenta, poco a poco, de las diferencias que existen entre las vocales de su lengua materna y las del inglés.

Aquí os dejo el enlace a la pronunciación del sonido /e/  para que practiquéis 😉

Más sobre phonics en mi recién estrenada página: leer y escribir en inglés, en la que he recopilado y añadiré los enlaces a las entradas relacionadas con este tema.

 

1 Comment

Filed under Aprender a aprender, Educación, English for Children, English for kids, Inglés para niños, Listening skills, Phonics - fonética, reading skills - leer, Speaking skills - inmersión Lingüística, writing skills - escribir en inglés

ABP – La Primavera la sangre altera

SpringCardsLa primavera es sin duda mi estación del año favorita. Tantas plantas, flores e insectos siempre me han inspirado ideas que pueden ser integradas en cualquier proyecto sobre la misma, tanto en las etapas de infantil como en las de primaria.

He juntado en esta entrada todos los posts que he escrito a lo largo de estos últimos 10 años de enseñanza. Espero que os sean útiles.

1 – El diente de león: ¿Cómo se desarrollan sus semillas?

2 – La primavera en inglés: las plantas

3 – La primavera en inglés: los bichos

4 – Herbarium

5 – My Garden Scrapbook

6 – Tiny Garden Pot Labels

–> I’d like to read this post in English

Quieres saber cómo introducir el inglés en la vida de tu hijo de forma amena y sin rechazos? Te recomiendo mi libro MI HIJO HABLA INGLÉS – GUÍA PARA PADRES, disponible en formato digital para kindle en Amazon, para iPhone en iBooks y en Kobo  que contiene más consejos sobre como ayudar a tu hijo a aprender inglés.

Más ideas en la sección MATERIAL RECOMENDADO

 

Leave a comment

Filed under ABP - PBL, Aprender a aprender, Ciencia, clase de infantil, English for Children, English for kids, Fun English, Inglés para niños, Manualidades en inglés, Phonics - fonética, writing skills - escribir en inglés

Flashcards porque mi hijo no repite

Hola a todos! Aquí de vuelta ¡por fin!

Iba a escribir un post sobre Social Science – Las capitales de Europa,  pero acabo de encontrar estos términos de búsqueda – en el titular – en las estadísticas del blog, así que he decidido que quizás vale la pena daros unas pautas para solucionar este pequeño inconveniente: MI HIJO NO REPITE.

El primer paso, como siempre, es buscar las razones por las cuales vuestros niños se niegan a repetir las palabras en inglés. En general puede ser por timidez, vergüenza, inseguridad, frustración causada por algún acontecimiento negativo que haya podido vivir en relación a ese tipo de solicitud o más bien son niños a los que simplemente no les gusta recibir correcciones porque son muy competitivos y asocian la palabra error a fracaso. Preguntadme cómo lo sé 😉

Clothes_MemoryCards

¿Solución? JUEGOS.

Juegos donde para ganar puntos haya que repetir palabras, leerlas en voz alta, decir frases cortas, hacer preguntas sencillas, etc. Repetimos nosotros la palabra en alto (o solamente la primera sílaba cuando percibimos que pueden llegar a completar la palabra por sí solos) y dejamos que nuestros hijos/alumnos las repitan. Si nos damos cuenta de que repiten mal, volvemos a repetir nosotros, pronunciando correctamente, pero sin hacerle notar el error. ¿Por qué? Simplemente porque si al niño le gusta el juego, querrá repetirlo y eso nos dará la oportunidad de volver a practicar las mismas palabras varias veces obteniendo así aprendizaje de nuevo vocabulario y de su correcta pronunciación sin presiones. Así de fácil.

Los niños viven el juego como un aprendizaje informal y siempre quieren ganar, por eso mientras juegan se olvidan de las inhibiciones, se concentran e intentan hacerlo lo mejor posible. El juego es una herramienta poderosa dentro del proceso de enseñanza – aprendizaje.

Una vez que hayan adquirido más seguridad poderles introducir nuevos contenidos se convertirá en un proceso natural.

¿Qué juegos se les puede proponer a los más pequeños? Al principio juegos muy simples como un Memory o un Bingo, por ejemplo,  y a medida que se vayan soltando un Go Fish con preguntas en las que usamos estructuras gramaticales que queremos que aprendan.

Espero que este post os sea muy útil y que disfrutéis del inglés juntos con vuestros niños y niñas.

P.D. Se dan caso de niños muuuuy competitivos que solamente se fijan en ganar el juego sin pronunciar y/o sin seguir las reglas. Intentad poneros firme y quitad puntos si fuese necesario.

 

Quieres saber cómo introducir el inglés en la vida de tu hijo de forma amena y sin rechazos? Te recomiendo mi libro MI HIJO HABLA INGLÉS – GUÍA PARA PADRES, disponible en formato digital para kindle en Amazon, para iPhone en iBooks y en Kobo  que contiene más consejos sobre como ayudar a tu hijo a aprender inglés.

Más cositas para aprender inglés:
Cómo usar las tarjetas – flashcards – con los pequeños
Material en inglés para niños de 4 y 5 años

–> I’d like to read this post in English

 

Leave a comment

Filed under Aprender a aprender, clase de infantil, Educación, English for Children, English for kids, flash cards games, Fun English, Inglés para niños, juegos de mesa en inglés

Cuánto se tarda en… Medimos el tiempo en inglés

HowLOngDoesItTakeEn junio de 2009 compré este libro finito, cuyo título es How Long Does it Take?, para practicar esta pregunta que resulta ser poco popular entre los estudiantes de inglés de  las clases de infantil y primaria.

Según mi experiencia, cualquier niño que tenga un nivel mediamente bueno de inglés te dirá ‘how much time do you need to…’ traduciendo literalmente del castellano. Esto pasa precisamente porque How long y How much no se suelen enseñar tan pronto como las más famosas What, When, Where, Who, Why and How.

¿Donde está el problema? El problema es que, como sabemos, para recordar las expresiones tenemos que usarlas, por eso, si empezamos pronto, tendremos más oportunidad y tiempo para practicar.

Por esa misma razón mis alumnos de infantil y primer ciclo de primaria (sé que la LOMCE borró los ciclos del mapa, pero es para que nos entendamos) siempre practican How long y How much con actividades lúdicas y muy entretenidas que favorecen su uso y memorización.

El libro ciertamente fue, y sigue siendo, una fuente de inspiración importante: en él se muestran diferentes versiones de actividades cotidianas, como prepararse para ir al cole, juegos en el patio, carreras, prepararse para ir a la cama etc., que les ayudan a pensar en la cantidad de tiempo necesaria para hacer cada una y también para determinar en cada cuál se tarda más y menos tiempo.

Ahora bien, lo que se necesita en el aula o en casa para practicar la pregunta How long does it take to… es un cronómetro (lo encontráis en vuestro móvil o smartphone) y, si queréis apuntar los tiempos, un soporte para escribir. A seguir, vamos proponiendo a los niños algunas tareas sencillas como por ejemplo:

– How long does it take to jump 20 times?

– How long does it take to say the English alphabet?

– How long does it take to say “I can speak English” 10 times?

– How long does it take to pile up all your books?

– How long does it take to take everything out of your schoolbag and then put it back in?  

 

y las cronometramos. Si tenemos más de un niño vamos midiendo y apuntando los resultados de cada uno. Podríamos incluso aprovechar la actividad para introducir las expresiones faster / slower than or the fastest / slowest, mientras que si tenemos sólo 1 alumno/hijo se le puede decir de repetir una misma actividad pero de una forma distinta: How long does it take to jump/ run/crawl/ from here to there? or How long does it take to zip up / button up your jacket? etc.

Son experimentos sencillos pero significativos para ellos y por eso generan un aprendizaje más profundo y difícil de olvidar. Os lo garantizo 😉

Además ¡se lo pasan pipa!

Quieres saber cómo introducir el inglés en la vida de tu hijo de forma amena y sin rechazos? Te recomiendo mi libro MI HIJO HABLA INGLÉS – GUÍA PARA PADRES, disponible en formato digital para kindle en Amazon, para iPhone en iBooks y en Kobo  que contiene más consejos sobre como ayudar a tu hijo a aprender inglés.

—> I’d like to read this post in English!

 

Save

Save

Save

Save

Save

Leave a comment

Filed under ABP - PBL, Aprender a aprender, Ciencia, clase de infantil, Educación, English for Children, English for kids, Fun English, Inglés para niños, Juegos para el patio en inglés, libros en inglés, Maths for preschoolers